Servicio de estructuración fiscal en proyectos de I+D+i

La estructuración fiscal es un instrumento que permite canalizar nueva inversión privada externa hacia diferentes proyectos de I+D+i  de otras compañías.

Para ello, se establece una relación contractual entre inversores e investigadores que se materializa en forma de Agrupación de Interés Económico, bajo cuyo amparo se comparten riesgos y beneficios entre las partes implicadas.

  • Esta relación contractual se ve favorecida mediante el intercambio de financiación por créditos fiscales.
  • Es un instrumento de amplio espectro (sectorial y por tamaño de empresa), no sujeto a concurrencia competitiva, donde la ayuda pública es posterior a la inversión privada y proporcional a dicho esfuerzo.
Servicios corporativos Acker&Partners

Ventajas de la estructuración fiscal I+D+i

La estructuración fiscal, como instrumento de política económica y de innovación, comparte todas las ventajas generales de las deducciones fiscales a la I+D+i.

Al fomentar la entrada de inversión privada en proyectos innovadores mediante una relación contractual entre privados, la estructuración ofrece una serie de ventajas propias que amplían la efectividad del incentivo fiscal:

  1. La empresa investigadora ve incrementada su facturación por servicios de I+D.
  2. Aumenta el potencial de entrada en mercado de los resultados de la I+D.
  3. Agiliza el proceso investigador proporcionando: autonomía de gestión sin endeudamiento, con baja carga administrativa y de gestión.
  4. Aumenta el atractivo para la entrada de inversión adicional.

El uso de esta estructuración fiscal de I+D ha sido validada por la Dirección General de Tributos a través de consultas vinculantes, lo que dota este servicio de Seguridad Jurídica para nuestros clientes.

¿Necesitas ampliar la información sobre la Estructuración Financiera de Proyectos de I+D+i?

Contacta con el equipo Comercial de Acker & Partners para poder evaluar el alcance del proyecto y poder analizar la viabilidad del mismo.

Solicita Información